3 momentos donde requieres ¡YA! tener seguridad electrónica

Hay momentos específicos en que ¡YA! deberías haber invertido en seguridad electrónica:


ANTES DE ABRIR NUEVA OFICINA O LOCAL COMERCIAL


Porque cuando estás montando una oficina o local, la delincuencia se dará cuenta de que, cómo y cuánto inviertes en remodelar, el tipo de acabados y estilo del inmueble  y seguramente observará qué mobiliario, maquinaria y materia prima introduces. 


El ladrón sabe que la inversión en seguridad, pocas veces es considerada prioridad y que las primeras semanas ni siquiera cuentas con velador, alarma o cámaras. Es más común de lo que crees que roben negocios nuevos.

 

ANTES DE MUDARTE A UNA NUEVA CASA O DEPARTAMENTO.


Ya que cuando te mudas por lo general, llegas a un vecindario nuevo, no sabes de quién cuidarte, nadie te apoyaría en caso de una emergencia y rara vez conoces a alguien que habite en la misma calle. Eso te hace vulnerable.  


Además de eso, en la mudanza todo tu mobiliario quedó expuesto, cualquiera vió de que tamaño son las pantallas, el tipo de sala que tienes o cómo son las sillas de tu comedor.


Eso da indicativos claros del nivel económico de los “que no se ve”, como tus joyas, computadoras y aparatos electrónicos.

 

ANTES DE LLENAR TUS BODEGAS


Si estás creciendo, llega el momento en que hay tanto valor en las bodegas como el valor total de la empresa o quizás más porque representa producto que ya te pagaron pero aún no entregas, producto en proceso o materia prima.


Tus empleados lo saben y pueden compartir información del momento exacto para concretar un golpe jugoso y dejarte sin nada. Antes de llenar las bodegas debes contar con Sistemas contra Incendio y Sistemas de Alarma.


El ladrón sabe que la inversión en seguridad, pocas veces es considerada prioridad y que las primeras semanas ni siquiera cuentas con velador, alarma o cámaras. Es más común de lo que crees que roben negocios nuevos.

 

Estos no son los únicos momentos en que requieres ¡YA! tener seguridad, pero en muchos casos, familias y  negocios se han visto afectados de esta forma y por ello, es importante que lo consideres.


Muchos negocios no se han recuperado después de un incendio y desgraciadamente, muchos robos a casa habitación terminan en tragedias personales que pudieron haberse evitado.


Evita que tu familia sea lastimada, tu patrimonio menoscabado o tu negocio vulnerado por no invertir oportunamente  en seguridad.


Ya no es cuestión de querer o de poder. Es una necesidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *